• Museo - Viernes, 14 Septiembre 2018

Impulsan la puesta en valor de la Sala Interactiva de Ciencias del Complejo Cultural

El Secretario de Estado de Cultura, Oscar Canto se reunió, ayer, con el Director Ejecutivo del Museo Participativo de Ciencias,   Germán Noceti, para dialogar acerca de la inauguración de una muestra del Museo Participativo de Ciencias “Prohibido no tocar” en Puerto San Julián, la puesta en valor de la Sala Participativa de Ciencias del Complejo Cultural de Río Gallegos y la creación de dos muestras itinerantes que giren por toda la provincia”. De la reunión participaron también la Directora Provincial de Cultura, Soledad Allendez y la Directora del Museo Padre Jesús Molina, Claudia Aguilar.

Al respecto, Germán Noceti, detalló que “estuvimos visitando la sala participativa de ciencias del Complejo Cultural y, asimismo, dialogando con el Secretario de Estado de Cultura, Oscar Canto acerca de la inauguración en los próximos días de la muestra itinerante del Museo Participativo de Ciencias “Prohibido no tocar” en la localidad de Puerto San Julián”. “De esta forma, la gente de esa localidad podrá disfrutar de réplicas de los aparatos que están en el Museo de Recoleta de la ciudad de Buenos Aires”, observó.

Y continuó detallando que “otro de los ejes que abordamos fue acerca de la puesta en valor de la Sala Participativa de Ciencias del Complejo Cultural de Río Gallegos que en la actualidad cuenta con quince módulos interactivos en funcionamiento y lo que buscamos mejorarlos y ascender a treinta más”.

“El tercer tema que abordamos fue la posibilidad de gestionar en conjunto para diseñar dos muestras itinerantes que visiten todas las localidades del interior provincial” dijo al especificar finalmente que “una estaría pensada para chicos de nivel inicial y, la otra, para gente adulta”.

Por su parte, la Directora del Museo Padre Jesús Molina, Claudia Aguilar, manifestó que “la gente del Centro Cultural Recoleta de Buenos Aire nos ayudará en esta puesta en valor consistente no sólo en reacondicionamiento de la sala, sino además en adquisición de más módulos y cartelería explicativa”.

Por esto mismo, indicó que “es lógico el deterioro que este equipamiento ha tenido, ya que nuestra sala tiene, al día de hoy, 21 años y, precisamente, fue la misma gente del Centro Cultural Recoleta quien nos ayudó en el montaje de la misma, allá por el año ‘97” y concluyó manifestando que “ha sido una reunión muy fructífera la que mantuvimos con el señor Germán Dossetti”.