• Museo - Miércoles, 06 Marzo 2019

El Museo Padre Molina recibió material del período Cretácico de Santa Cruz

El pasado 25 de febrero, el paleontólogo del CONICET, Julián Petrulevicius, restituyó al reservorio del museo de la Cartera Cultural de la Provincia, ejemplares de insectos pertenecientes al periodo cretácico que afloró en la formación Mata Amarilla de Tres Lagos, hace 96 millones de años.

Al respecto, el paleontólogo del CONICET, Julián Petrulevicius, explicó que “lo ingresado, ahora, es material encontrado en el 2013 y está enmarcado en un proyecto de investigación de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica consistente en prospectar la provincia y estudiar material de insectos fósiles que, en este caso, son escarabajos y “cotorritas verdes” que son insectos muy pequeños, escasos y raros en el registro mundial, así que son los primeros que se encuentran en el hemisferio sur”.

“Este novedoso material quedará, a partir de ahora, a disposición y resguardo de la Secretaría de Estado de Cultura para la consulta de futuros investigadores”, aseguró Petrulevicius al destacar la importancia de este hallazgo en el marco del recorte presupuestario que el actual Gobierno Nacional aplica deliberadamente sobre gran cantidad de científicos que, como él, trabajan en distintos proyectos.

"El Cambio brusco del rumbo propuesto por la presente Alianza atenta contra la soberanía científica y nos torna más dependientes”, señaló, al observar que "en estos últimos 3 años, hubo un importante deterioro y falta de inversión tanto en los proyectos como en los salarios no sólo de los investigadores sino además de los trabajadores técnicos de la ciencia, lo que no ocurría en  los tres gobiernos anteriores”. 

Y reseñó finalmente que "del 2004 al 2105, más de mil investigadores regresaron al país y, a través de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, la ciencia creció a pasos agigantados, en infraestructura y producción de resultados básicos, aplicados, tecnológicos, de divulgación y de extensión a la sociedad” y que “a través de la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología en el 2007, se reafirmó nuestra soberanía científica y tecnológica, además de volver a aportar dignidad y reconocimiento a los trabajadores de la ciencia y educación."